martes, 5 de enero de 2010

¡Bienvenido 2010...! Año nuevo...¿vida nueva?

Para una mujer de 40 felizmente casada, "pero" sin hijos, atravesar las fiestas navideñas, anque la noche vieja y la llegada del nuevo año, pueden llegar a no ser días del todo felices, sobretodo si en la familia siguen esperando el milagro de que una, una mañana cualquiera, se despierte con el llamado ensordecedor de la maternidad y desee imperiosamente emular la alegría sin igual de sus primos/as, hermanos/as, cuñados/as que sí oyeron obedientemente el dictado de ser padres y nos siguen mirando año a año, reunión familiar tras reunión familiar, como unas verdaderas cuarentonas excéntricas y snobs víctimas de nuestro futuro arrepentimiento.

Esas noches de " amor y de paz" te enchufan todos los niños pequeños que anden pululando a tu alrededor , a ver si te enternecen, bajo el lema "Qué bien te queda..." o el golpe bajo de "Mirá cómo te siguen, se nota que sos especial para los chicos".También suelen lucirse con " Ché, mirá cómo se te pega Pedrito, no estárás...?" o el viejo "Serías una madre bárbara...". Y a mi sólo se me estalla dentro un "¿por qué no me dejan de joder?!!!!!!".

En fin cuando ven que a pesar de ser melosos, a mí no se me mueve ni un pelo, entonces abatidos parecen querer interesarse por mis proyectos personales, los míos como mujer de 40. Y entonces, yo, ingenua pero tímidamente empiezo a entusiasmarme, sabiendo de antemano que no hay tal interés genuino y comienzo a contar mis proyectos, por ejemplo, ahora mismo el de un viaje fantástico que estamos preparando con mi compañero de vida. ¿Y qué ocurre? Cualquier chillido sin importancia de sus pequeños distrae automáticamente la lávil atención de sus progenitores y ya no saben si les estabas contando que te habías vuelto una terrorista iraní, si habías abrazado la fe dogmática del Opus Dei o si les estabas relatando una peli porno. ¡Qué desencuentro!

¿Qué les ocurre a los padres de hoy en día? Hay una vida más allá de la maternidad y paternidad. Me cuesta creer que te hagan una lobotomía cuando te convertís en padre. Conozco gente estupenda que se ha estupidizado y no hablo del enamoramiento natural que une a una madre o padre con su bebé de meses, sino a todos los que sólo viven, respiran, gozan y sufren a través de lo que sus pequeños hijos van eligiendo ser y hacer.Que así no hay quien duerma, goce ni viva su propia vida.

Cada año que se desprende del calendario, no necesariamente es la promesa de una vida nueva. Es sólo un nuevo año, para vivirlo como mejor nos salga y el destino nos lo permita.

Pero dejen de especular con que quizás este año, sí, vamos a sorprenderlos con la revelación divina de aparecer para el 2011 con el hijito que todos querrían que nos animáramos a parir.

Lo interesante será que cada quien viva como mejor le venga en gana y sea coherente con esa elección.

Por mi parte, amo salir a descubrir lugares cercanos, lejanos, populares o selectos, pero no como turista, sino como viajera. Ahora mismo me encuentro armando un nuevo viaje que nos hace mucha ilusión a mi marido y a mí. Ya iré contando esta nueva aventura.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Bienvenido 2010...año nuevo, a vivirlo!!!!!!!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Y ¿qué te pareció?.Gracias por pasarte y alimentar este espacio. Si es con buena onda, muchísimo mejor.